21 enero 2011

Cómo hacer la Revolución energética

Greenpeace brindó una serie de recomendaciones a fin de poder realizar una revolución energética que permita limitar el calentamiento global, a través de la utilización de energías renovables existentes y nuevas medidas de eficiencia energética.

“Ocho años es el plazo máximo que tenemos para cambiar la tendencia creciente a las emisiones globales”, sostienen en un documento.

Aquí algunos de los consejos para poder efectuar el tan ansiado cambio:

  • Cierre la canilla mientras se lava los dientes o se afeita, y elija ducha en vez de baño de inmersión.
  • Repare las canillas e inodoros que no cierren correctamente y coloque en cada canilla un filtro (aireador) para ahorrar agua.
  • Si va a instalar nuevas canillas, el sistema monocomando es el más eficiente.
  • Aproveche la luz del día.
  • Coloque lámparas de bajo consumo, que duran de 8 a 10 veces más.
  • Use pintura blanca o de colores claros y brillantes para techos y paredes. Reflejan y distribuyen mejor la luz.
  • Al comprar un lavarropas o lavavajillas, fíjese en aquellos que consuman menos energía y agua. De ser posible, con dos tomas de agua (caliente/fría), para que el artefacto evite tener que calentar el líquido.
  • No ponga cosas calientes en la heladera ni en el congelador.
  • Descongele la heladera regularmente.
  • Aísle su vivienda (orden de importancia: techo, paredes, suelo), pero evite hacerlo con las espumas que contienen gases perjudiciales para la capa de ozono.
  • En el caso del termotanque, regule la temperatura adecuada o sitúe el termostato entre 55-60º C, evitará calentar primero el agua y luego volver a enfriarla mezclándola con agua fría.
  • Al instalar un sistema de calefacción y/o agua caliente, descarte el eléctrico: derrocha más energía y es más caro.
  • Cuando cocine, tape las cacerolas o sartenes. Utilice preferentemente una olla a presión. Una vez que comienza la ebullición, baje el fuego al mínimo
  • Intente no abrir la puerta del horno mientras está funcionando. Y recuerde que para cocciones superiores a una hora, no es preciso precalentar el horno.
  • Use el microondas en lugar del horno convencional.

 

Si quiere ver el archivo completo, haga clic en revolución energética.

Fuente: Greenpeace

Deje su Comentario

Tenga en cuenta: la moderación de comentarios está habilitada y puede retrasar su comentario. No hay necesidad de volver a enviar su comentario.