7 junio 2011

Área protegida para el Gran Chaco

Una inmensa estancia de 250.000 hectáreas que se encuentra ubicada en el límite entre las provincias de Chaco y Formosa, es una de las reservas de biodiversidad más importantes de la Argentina.

La estancia la Fidelidad era propiedad de un hombre que murió asesinado y no tuvo descendientes. Cuenta con una muestra representativa de todos los tipos de bosques, sabanas, pastizales y humedales de este interfluvio.

Es una gigantesca reserva de biodiversidad que une las cuencas del Bermejito y del Bermejo y constituye el bosque nativo más grande de la Argentina, un sitio estratégico en materia de biodiversidad.

Sin embargo, está sujeto a la intensa presión de los desmontes que hace que nuestro territorio pierda, cada año, cientos de miles de hectáreas de bosques que arrasan con los servicios ambientales que éstos prestan.

El 62 por ciento de la ecorregión del Gran Chaco Americano está dentro de la Argentina y, de esa superficie, sólo el 3,2 está dentro de algún tipo de área natural protegida. Entre los parques nacionales, hay uno en el Chaco Seco y dos en el Chaco Húmedo, pero ninguno en la transición correspondiente al Chaco Semiárido, donde se encuentra La Fidelidad. Por eso, la Administración de Parques Nacionales está muy interesada en que se agregue al sistema nacional de áreas protegidas.

De crearse un área protegida para el Gran Chaco Americano aseguraría su conservación y permitiría un desarrollo inteligente, además de la restauración de otros ecosistemas degradados en esa misma región que es el verdadero corazón geográfico de toda la América del Sur.

Fuente: La Nación

Deje su Comentario

Tenga en cuenta: la moderación de comentarios está habilitada y puede retrasar su comentario. No hay necesidad de volver a enviar su comentario.